ALBERTO ROBLES

Pamplona, 14 y 15 de junio de 2017

Con una consolidada formación técnica y de negocio, su carrera ha estado marcada por una clara visión: que el futuro de la tecnología pasaba por hacerla más humana y útil.

Ya en el año 1997 se interesó por una novedosa disciplina que estudiaba la interacción de la computadora humana, la computación visual, las fundaciones matemáticas, y los sistemas inteligentes.

Alberto Robles es el CEO de Expert System Iberia y ex Director de ICM (Intelligent Content Management) de iSOCO, empresa adquirida por Expert System en 2014.

Alberto Robles es licenciado en Ingeniería Informática por la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), MBA por la Universidad de Barcelona (UB) con especialización en Computer Science y habla 5 idiomas.

Con una larga experiencia profesional en el sector tecnológico, durante su experiencia en Tecsidel contribuyó a la creación de una spin-off centrada en la aplicación de certificados digitales en la administración pública, el lanzamiento de su división en América Latina y la creación de una unidad de negocio independiente. En ICONUS (compañía del Grupo Comsa Emte), su trabajo ayudó a aumentar los beneficios y obtener mejores índices de eficiencia comercial.

En su faceta docente ha impartido clases en IL3-Universitat de Barcelona como profesor de Empresa y  y Tecnologías de la Información.

Un tercio de los clientes de Expert System son empresas líderes en la mayoría de los mercados europeos actuales. En los últimos años, han sufrido cambios significativos debidos a la entrada de nuevos competidores y/o competidores ya existentes capaces de adaptarse al cambio.

La transformación digital ha sido clave en avalar la eficiencia de esta competencia y en general está dominando las principales transformaciones del mercado. La tecnología por sí misma no es la clave de transformación, sino su capacidad de demostrarse útil y aportar valor al negocio. En este aspecto la Inteligencia Artificial y más concretamente el razonamiento cognitivo que simula la capacidad de compresión e interpretación del cerebro humano ha permitido avances muy significativos en aspectos tan claves como la protección de infraestructuras críticas, el cumplimiento normativo o la automatización de procesos.